¡A Bailar y a Gozar con la Orquesta Sinfónica Nacional!


Anécdotas de mi Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba.

¡A Bailar y a Gozar con la Orquesta Sinfónica Nacional!

Creo que fue en Mayarí durante una gira nacional anual de nuestra OSN. Esa gira fue bastante extensa y especial porque el Partido (Comunista de Cuba) había orientado a todos sus comités provinciales que le dieran el máximo apoyo material y humano posible a la gira. Era casi un hecho político de primera magnitud. Se trataba de llevar el arte a todos los rincones del país.

Como era costumbre la OSN de Cuba viajaba en tres flamantes autobuses HINOS y un camión para los instrumentos y siempre nos hospedaban en los mejores hoteles de la época. También eran los años en que actuábamos de frac. Tocábamos en capitales de provincias pero también en municipios pequeños. Esos poblados raramente habían visto una orquesta sinfónica en su vida y tampoco tenían teatros de conciertos. Por eso los programas estaban confeccionados con obras populares o de fácil asimilación como el Capricho Español de Korsakov o el Capricho Italiano de Tchaikovski. También se completaba el concierto con algún solista. Nada de obras densas sino asequibles para todos los públicos. Ya teníamos en cuenta que tocaríamos para un público, en algunos casos, poco instruido en este tipo de música.

Y como parte de esa gira llegamos, creo,  que al pequeño pueblo de Mayarí o un poblado semejante. Sé que fue en Oriente. A la noche nos montamos en los autobuses, vestidos de frac, dispuestos a tocar nuestro concierto. Generalmente los conciertos estaban aceptablemente bien organizados y orientados. Pero en este sitio y ese día nos llevamos tremenda sorpresa al llegar al lugar del concierto. Era en un parque al aire libre. Había una tarima con grandes focos para la orquesta y en frente estaba toda una plaza o explanada iluminada y rodeada de grandes termos de cerveza con un cartel enorme en tela que decía ¡A Bailar y a Gozar con la Sinfónica Nacional! y toda la gente de fiesta con música bailable por los altoparlantes, esperándonos!

Evidentemente los dirigentes del Partido local no estaban enterados del tipo de ‘actividad’ que se iba a realizar.

Recuerdo la cara del maestro Manuel Duchesne, director titular de la OSN. De inmediato suspendió el concierto y creo que dijo: …si nos bajamos aquí vestidos de frac y tocamos, nos caen a pedradas! Vámonos! Y la frase ¡A Bailar y a Gozar con la Sinfónica Nacional! quedó así registrada para la historia…

Marcos Valcárcel Gregorio, Octubre 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s